viernes, 30 de septiembre de 2016

PLATERO Y YO Juan Ramón Jiménez

Autor: Juan Ramón Jiménez
Título: Platero y yo (Elegía Andaluza) Premio Nobel 1956
Año: 1907 – 1916
Editorial: Colección Austral
Edición: Richard A. Cardwell
Páginas: 283

El nombre de Juan Ramón Jiménez está indisolublemente ligado al título de PLATERO Y YO, que no sólo es su obra más conocida sino una de las más universales de las letras hispánicas. Y, a pesar de ello, cabe afirmar que PLATERO Y YO ha sido víctima de su éxito popular. El propio Juan Ramón protestaba en vida contra tanta lectura superficial aferrada al sentimentalismo fácil de la anécdota. Richard Cardwell, uno de los primeros especialistas en el gran andaluz universal, autor de una obra decisiva sobre la formación modernista de Juan Ramón Jiménez, explica en la Introducción cuál ha sido la intención básica de aquel y el objetivo que perseguía: la propagación de los grandes ideales de la pedagogía cultural del krausismo. La prosecución de esta guía, sin disminuir el encanto, amplía el interés de la lectura. Porque a la vez que se señalan todos los recursos del arte literario, se nos descubren las verdaderas raíces de la universalidad de un libro conmovedor y, en apariencia, tan sencillo.


Un poema en prosa, esta elegía andaluza donde se evoca el amor que siente JRJ hacia su pueblo Moguer nos relata y describe lugares, personas, costumbres de una época que ahora se nos hace tan lejana y pueblerina pero al mismo tiempo tan cercana. Los protagonistas de tal elegía son el propio Juan Ramón y su asno Platero. JRJ utiliza un lenguaje preciso, culto y refinado que logra transmitir tiernamente lo que sus ojos ven; es precisamente en las descripciones de su prosa poética las que te transportan a esos parajes rurales, a las sensaciones y percepciones de la naturaleza junto a su fiel amigo Platero. También se denota esos guiños hacia la RAE en cuanto a definiciones varias que él haría y otras de las cuales cambiaría.
La novela se hace amena y divertida porque lo que vendrían a ser los capítulos son breves y son sobre personas, lugares o hechos concretos. Empiezan y acaban aunque hay una continuación lineal interna sobre algunas personas que aparecen lo que da sentido a la obra.

ADVERTENCIA A LOS HOMBRES QUE LEAN ESTE LIBRO PARA NIÑOS
Este breve libro, en donde la alegría y la pena son gemelas, cual las orejas de Platero, estaba escrito para… ¡qué sé yo para quién!... para quien escribimos los poetas líricos…Ahora que va a los niños, no le quito ni le pongo una coma. ¡Qué bien!
<<Dondequiera que haya niños –dice Novalis-, existe una edad de oro.>> Pues por esa edad de oro, que es como una isla espiritual caída del cielo, anda el corazón del poeta, y se encuentra allí tan a su gusto, que su mejor deseo sería no tener que abandonarla nunca.
¡Isla de gracia, de frescura y de dicha, edad de oro de los niños; siempre te halle yo en mi vida, mar de duelo; y que tu brisa me dé su lira, alta y, a veces, sin sentido, igual que el trino de la alondra en el sol blanco del amanecer!
EL POETA.

Madrid, 1914.

2 comentarios:

  1. Es un libro que todos deberíamos leer. Primero de niños y luego de mayores para recordar.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo :) gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar