jueves, 2 de mayo de 2013

Trilogía 50 sombras de Grey. E.L. JAMES


Autor: E. L. James

Título: Trilogía: 50 sombras de Grey, 50 sombras más oscuras y 50 sombras liberadas

 

La trilogía más famosa que está en boca de todo el mundo. Nadie es inmune a su hechizo y curiosidad por todo lo que se relata en cada uno de sus libros. ¿Por qué leer esta trilogía te preguntarás? Primero, ha sido bet-seller por algo ¿eso no te hace tener curiosidad? A mí sí. Bien pues los demás motivos que me llevaron a leerla fueron la curiosidad y la erótica que la envuelve.

Una vez que empiezas a leer el relato te engancha, sobre todo el primer libro. Este es el mejor de todos sin ninguna duda porque es cuando comienzas a introducirte en las vidas de los protagonistas y qué es lo que les empieza a unir. ¿Deseo, amor, lujuria, un poco de todo?

Las escenas eróticas, sexuales, carnales son abundantes y se puede coger algo para cambiar la rutina en nuestros juegos amorosos, es decir, dar un toque picante. Pero no llegar al sado como hace el señor Grey, él lo hace duro siiii señor pero con el tiempo se suaviza porque el amor entre dos personas a veces cambia a mejor a las personas.

En esta trilogía hay un trasfondo psicológico en toda regla porque Grey tiene muchas sombras las cuales le han hecho ser un obseso del control como le cataloga Anastasia Steel. Tiene muchas caras con las que jugar y que desconcierta a la persona que tiene al lado. Pero es ese hecho lo que hace que te enganches a la lectura porque quieres descubrir cuáles son esas sombras. Entre el misterio de su vida, su obsesión por el control, porque no le toquen y por ser tan sexual, ¡es una pasada!

Bien, aparte de lo comentado antes este personaje, Christian Grey, es totalmente inverosímil, no existe, no lo busquéis chicas nooo o chicos noo no existe. Porque engloba el sueño de toda mujer: es guapo, es inteligente, habla idiomas, es más que millonario, su empresa todo lo hace por una buena causa que es combatir el hambre entre los más desfavorecidos; investiga en energías renovables, es ordenado, es limpio, viste bien, es educado, habla bien, lo tiene todo J por eso no existe.

Respecto a la otra coprotagonista, Anastasia Steel, tampoco existe. Ella es una chica normal pero no tanto porque se crió más con su padre del cual aprendió defensa personal y usar armas. Saca matrículas de honor en la Universidad y es guapa aunque ella no se lo cree. Presenta una actitud valiente y fuerte ante los cambios de la vida. La inteligencia, la hermosura y su adaptación a los cambios fue el hechizo para que Christian cayera rendido a sus brazos. Ella es joven y él también, les diferencia la educación y estudios recibidos en dos mundos diferentes, sí; pero ambos luchan para que su relación funcione a pesar de los momentos trágicos que sufren durante toda la historia en estos tres libros.

Lo que más me cansaba de esta historia era que para que se diera el acto sexual siempre ocurría de la misma manera y eso era bastante aburrido. Podrías incluso evitar leer algunos capítulos (yo no lo he hecho porque me gusta leer todo) y no te perderías gran cosa sobre todo a la mitad del segundo libro y el tercero. El último estás deseando que acabe ya pero porque te da la sensación de que la autora ya no sabe qué más poner para continuar la historia. La propia autora siempre da las gracias en los libros por leerla. Es humilde y esa actitud me gusta mucho.

Si tenéis la ocasión de leer la trilogía, disfrutarla de verdad antes de ver la película. Yo tengo ganas de verla y seguro que no me gustará tanto como el libro pero la veré.

Aquí os dejo algunos pensamientos de Anastasia Steel sobre Christian Grey para abriros boca:

“El sexo es su mecanismo para gestionarlo todo […] Volver al mundo real es duro. Conseguimos resolver todas nuestras diferencias cuando estábamos en nuestra burbuja, pero estábamos muy inmensos el uno en el otro”.

 

Y la canción que para mí sería la banda sonora que sonó durante toda mi lectura era la canción de melodía del móvil de Anastasia cuando le llamaba Christian "Your love is king" de Sade:

                                                                                                                 
¡¡¡Disfrutar mmmmm!!!!

7 comentarios:

  1. Yo me he leído la trilogía, más que por el contenido sexual (es algo que siempre llama la atención y engancha al lector, pero en este caso, las prácticas sexuales no terminar de ir conmigo jejejeje, para poder opinar sobre sobre la historia. El primer libro te lo lees bien, es entretenido y hasta interesante, el segundo, bueno, tira que va, pero con el tercero ya me cortaba las venas. Son exactamente iguales los tres, escritos igual y prácticamente llevan el mismo contendido. llega un punto en el parece que no avanzas... Están todo el día "haciendo el amor" y es un no parar!! No hay cuerpo humano que aguante todo eso!!!! jejejejeje
    Lo que más me ha gustado es ver el progreso de Grey, un hombre que en un principio es "inalcanzable" y me gusta ver el progreso que poco a poco va teniendo. Eso sí, no existe, y todas nos quedamos encantadas con él! Así que nos llevamos un chasco! :D

    ResponderEliminar
  2. A mí también me dio la sensación de que quería que acabara ya el tercer libro porque se hace un poco pesado a partir de la mitad del segundo. La verdad es que tienes mucha razón, no se puede buscar a un "Sr. Grey" ni a una "Srta. Steel" porque no existen. Cuando fui leyendo lo que les ocurría por causas extrañas como una conspiración (ese era mi pensamiento) me fui dando cuenta de que parecía tan increíble que lo catalogaba de Ciencia Ficción. A mí, personalmente me han gustado otros libros del género erótico y no tienen nada que ver con esto.

    Besos! ^^

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestros comentarios :) muaaa!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    He nominado a tu blog con un premio, espero que te guste.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola! Te encontré explorando, muy burbujeante tu blog ;)
    Me leí sólo el primero y me gustó, estoy a la espera de ver cómo van los siguientes.
    Totalmente de acuerdo, el señor Grey no existe.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sary!

      ¡Qué alegría ver tu comentario! ¡Muchísimas gracias!

      Saludos :)

      Eliminar