viernes, 1 de agosto de 2014

BAJO LA MISMA ESTRELLA John Green

Autor: John Green
Título: Bajo la misma estrella
Título original: The fault in our stars
Traducción: Noemí Sobregués Arias
Año: 2012
Editorial: Nube de tinta
Páginas: 304
Formato: rústica




<<El amanecer brilla en sus ojos, que se pierden>>
PETER VAN HOUTEN
Un dolor imperial

Emotiva, irónica y afilada. Una novela teñida de humor y de tragedia que habla de nuestra capacidad para soñar incluso en las circunstancias más difíciles.
A Hazel y a Gus les gustaría tener vidas más corrientes. Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus son solo adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel –conocer a su escritor favorito- cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Ámsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme puzle que forman parte…
Rebosante de agudeza y esperanza, Bajo la misma estrella es la novela que ha catapultado a John Green al éxito. Una historia que explora cuán exquisita, inesperada y trágica puede ser la aventura de saberse vivo y de querer a alguien.
-------------------------------------------------------------------------------------
El título me llamó la atención porque lo vi romántico desde un principio pero quería saber la historia que escondía en su interior. Y como me pudo más la curiosidad lectora por descubrir nuevos escritores contemporáneos -además de que muy pronto iba a ser el estreno de la película sobre el mismo libro- quise empaparme de la lectura antes de verlo en el cine.
El autor nos advierte, desde un primer momento, de que es una obra de ficción por tanto no es real y remarca además lo siguiente, que considero importante citar: “Estos intentos atacan la propia idea de que crear historias es importante, algo así como la base fundacional de nuestra especie.”
Una historia narrada en primera persona, desde los ojos de Hazel, que te harán emocionarte y sentir de primera mano los sentimientos y pensamientos de una chica  adolescente de 16 años. Su vida no es normal porque desde que era una niña ha sufrido cáncer. Toda su corta vida luchando por vivir pero su forma de ver la vida la hará fuerte. Gracias a los intentos de su madre por miedo a que cayera en una depresión la animó a ir a un grupo de apoyo. Lo que Hazel no sabía es que allí encontraría al amor de su vida y en poco tiempo vivirían una aventura irrepetible y, al mismo tiempo, entrañable. Conocerá a Gus, un chico de 18 años, que también lucha por superar su cáncer. Un flechazo en toda regla. El amor nacerá en ellos y crecerá como una flor.
¿Por qué este libro ha catapultado a su autor al éxito? Por el mero hecho de que es una historia que se hace cercana al lector joven y adulto. El lenguaje que se emplea para cada uno de los personajes crea una atmósfera fresca que te enganchará y te hará reír con cada una de las ocurrencias de Hazel, Gus, Isaac, etc. Todo ello unido a la aparición en la novela de las nuevas tecnologías del mundo del siglo XXI: el whatsApp, el correo electrónico…
La historia de amor entre los personajes principales no se hace empalagosa sino al contrario creces con ella. Ves como el amor fluye de forma natural a medida que se da un coqueteo verbal y divertido entre los protagonistas. La poesía, la literatura y experiencias vitales jugarán un papel importante alrededor de las vidas de Gus y Hazel. A medida que se irán conociendo la magia del amor irá surgiendo por sí misma para llegar a su culmen en el gran sueño de Hazel: ir a conocer en persona al escritor de su novela favorita, Un dolor imperial.
Bajo la misma estrella no deja indiferente al lector que la lee sino que es más le hará sentir y entremezclarse en primera persona con los personajes.
En cuanto a su versión llevada a la gran pantalla también logras sentir lo mismo que con el libro y si, además, eres sentimental también llorarás. Los sentimientos a flor de piel brotarán con cada paso de la historia. Deja claro el autor, John Green, que el miedo a ser olvidados lo supera el amor porque en él reside la fuerza de la vida.

Compartiré con vosotros algunos fragmentos que me han captado mi atención en la novela y que espero que de igual manera cuando la leáis también sintáis lo mismo:

Lo seguí hasta la casa. En la entrada había una placa con la inscripción <<El hogar está donde está el corazón>>, en letra cursiva, y toda la casa resultó estar adornada con este tipo de frases. <<Es difícil encontrar buenos amigos, e imposible olvidarlos>>, se leía en una estampa colgada encima del perchero. <<El amor verdadero nace de los tiempo difíciles>>, aseguraba un cojín bordado de la sala de estar, decorada con muebles antiguos. Augustus me vio leyéndolas.
-Mis padres las llaman <<estímulos>> -me explicó-. Están por toda la casa.
Página 24

Asentí. Me gustaba Augustus Waters. Me gustaba mucho, mucho, mucho. Me gustaba que hubiera terminado su historia nombrando a otra persona. Me gustaba su voz. Me gustaba que hubiera lanzado tiros libres angustiados. Me gustaba que fuera profesor titular en el Departamento de Sonrisas Ligeramente Torcidas y que compaginara ese puesto con el de profesor del Departamento de Voces que Hacen Que Mi Piel Se Sienta Piel. Y me gustaba que tuviera dos nombres. Siempre me han gustado las personas con dos nombres, porque tienes que decidir cómo las llamas. ¿Augustus o Gus? Yo siempre había sido Hazel y solo Hazel.
Página 27

-Sinceramente, pienso muchísimo más en Mónica que en mi ojo. ¿No es una locura? Es una locura.
-Es un poco locura –admití.
-Pero creo en el amor verdadero. ¿Tú no? Creo que no todo el mundo puede conservar sus ojos, o no ponerse enfermo, o lo que sea, pero todo el mundo debería tener amor verdadero, y debería durar como mínimo toda la vida.
-Sí –le dije.
-A veces deseo que nada de esto hubiera sucedido. Esta historia del cáncer.
Página 53

-Para ser sincero, sigues teniendo una pinta horrorosa.
Me reí.
-Yo también te he echado de menos. Es solo que no quería que vieras… esto. Solo quiero que… No importa. No siempre se consigue lo que se quiere.
-¿En serio? –me preguntó-. Siempre había pensado que el mundo era una gran fábrica de conceder deseos.
-Pues resulta que no es el caso –le respondí.
Estaba guapísimo. Quiso cogerme de la mano, pero negué con la cabeza.
-No –le dije en voz baja-. Si vamos a salir juntos, no quiero que sea así.
Página 74

-Estoy enamorado de ti, y no me apetece privarme del sencillo placer de decir la verdad. Estoy enamorado de ti y sé que el amor es solo un grito en el vacío, que es inevitable el olvido, que estamos todos condenados y que llegará el día en que todos nuestros esfuerzos volverán al polvo. Y sé que el sol engullirá la única tierra que vamos a tener, y estoy enamorado de ti.
Página 99



-¿Saben lo que dijo Dom Pérignon después de inventar el champán? –nos preguntó con un bonito acento.
-No –le contesté.
-Gritó a sus compañeros monjes: <<Venid corriendo. Estoy degustando las estrellas>>. Bienvenidos a Ámsterdam.

Página 104


1 comentario:

  1. La verdad es que me esperaba otra cosa, me llevé un gran chasco cuando lo leí. Creía que iba a ser un libro que me iba a hacer llorar, pero cuando lo terminé no me causó ninguna impresión, de echo, creía que era una insensible.... Pero al comentarlo con algunos amigos, me dijeron que les había parecido igual que a mi. Desde mi punto de vista, la autora no ha sabido para nada conseguir ese punto de dramatismo que tendría ya de por sí que transmitir este tipo de libro. Yo me he llevado un chasco enorme y la verdad es que no es un libro que recomendaría y la película ni me apetece verla. Creo que le han dado demasiado "bombo" y la gente dice que le gusta solo por el tipo de libro que es, pero en realidad no creo que este libro transmita demasiado. Obviamente, para gustos colores y todas las opiniones me parecen respetables. Soy una persona que devora libros y este no es para nada de los mejores que he leído

    ResponderEliminar